Archivo mensual: julio 2012

Mira y observa

Temblaba de frío, apenas sentía las manos pese a frotarlas repetidamente. El vaho que desprendía al espirar entorpecía el contacto visual directo con el objeto. Sin embargo, no podía abandonar mi posición, idónea respecto a la de mis rivales. Todos al acecho en un reducido e imperfecto corro.

Inmóvil, observaba esperando que se desprendiese progresivamente con cada movimiento torpe del babuino. Cruzábamos miradas y sonrisas de ceño fruncido cual hienas. Los segundos en la oscuridad pesaban y mis dedos se habían desprendido de la sensibilidad.

El caer del fruto rompió el tenso silencio sobresaltando a los presentes. Cual vil oportunista galopé hacia la presa sin éxito alguno al ser placado por la moral. O por la amoral.

Más tarde, se diluyó en la tierra dejando únicamente el recuerdo en la campa.

1 comentario

Archivado bajo De estos días