Archivo mensual: octubre 2012

Paracertamall

Se empezaba a notar el asentamiento de las masas de aire frío sobre la Schwarzwald. En otras palabras, que en mi pequeño pueblo de las montañas teutonas ya hacía una rasca de pelotas. Ni rastro del ocasional viento sur ni de las hojas de los frutales en el jardín. Una manta heladora había pasado página estacional de forma repentina. Pese a mi cuarto de siglo pasado, mi madre insiste, “abrígate más, Franz, que te vas a constipar”. Como madre que es, tiene que decirlo. Como hijo que soy, tengo que ser hijo.

Aprovechando el puente festivo que cerraba el primer tercio del curso, organicé una quedada en mi casa con mis compañeros de máster. El propósito del encuentro era prepararnos para el certamen de ice swimming de la región, modalidad de estilo libre. ¿Y por qué? Por inocentes propuestas que nacen alrededor de una mesa, cogen fuerza con una cerveza y mueren con un, no hay huevos.

Como buen anfitrión, abriría yo la temporada sorprendiendo a mis colegas con un clásico de entre los clásicos, el salto atemporal por excelencia, un hit veraniego en pleno diciembre para salpicar al jurado en un futuro cercano. Y al más puro estilo ClaviculaRota inauguré un charco de risas, contusiones e inflamaciones varias.

Hielo, por favor.

1 comentario

Archivado bajo Unos y Ceros