Archivo mensual: enero 2013

XXVI,5

Sin pólvora en dosis metálicas para la pipa ni un discurso elaborado era de esperar. Besas la lona y salpicas con sudor en el mejor de los casos todo lo que haya a un metro a la redonda. Mueres como un Santo con aureola de las trabajadas de arte moderno sobre roca. Tanto documento audiovisual y practicando frente al espejo para acabar mojando los pantalones. Los mismos que ibas a devolver en rebajas para hacerte con el capricho del mes y no perder así el espíritu de broker que llevas dentro.

Titubeas eléctricamente y suena bien, ecualizas tus cuerdas de manera que ocultas tus dudas y cuela. Aunque hay uno que te observa y pide explicaciones con los ojos secos de no parpadear. Y podrías ser tú.

Empachado de roscón bastardo decides montarte tu emporio repostero ahora que hay crisis. El caso es que falta el delantal con orejas de Goofy para abrir mercado. Pero, ¿desde cuándo ha sido un problema?

Sube el volumen y Feliz Año.

Deja un comentario

Archivado bajo De estos días