Archivo de la categoría: Me hace reír

Huele a carmín

Intentaba recuperar mi posición perdida, toneladas de amor hacia mi persona, atención absoluta y trato exclusivo para el Rey de la casa. Desde que ese embustero llegó, desayunaba tostadas frías por cederle las mías recién hechas,  los cuentos nocturnos fueron sustituidos por un simple “a dormir” y perdí el control del mando a distancia con lo que Disney Channel dejaba de gobernar el televisor. Para colmo, recibía sobornos en forma de regalos para niños de preescolar, con mis nueve años, ¡de qué va ese cabrón! Está claro; él no me gusta, yo no le gusto.

Me había declarado la guerra abiertamente, la lucha por la mujer de la casa había comenzado. Y no había vuelta atrás, no estaba dispuesto a ceder ni un paso de mi talla 34 por un recién llegado a mi guetto.

Vuelvo a vivir con mi madre en el calor del hogar, de su regazo, de los cuentos de Caperucita y videos de Hannah… y de mis tostadas.

Buen finde.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Me hace reír

Nuevo, nuevo

Era de esperar, he caído, soy otro más. ¡Qué dices tío, no jodas! Sí chaval, aumento el contador. En serio, me he pillado un smartphone; pero porque he querido… nadie me ha generado una nueva necesidad, ¡ni de coña! Porque soy el puto amo y yo decido por mí mismo, no me afecta mi entorno, ni las rebajas, ni las campañas publicitarias, ni el spam, ni el vecino, ni las condiciones de los negros del Congo en las minas de coltán. Porque soy inmune a la realidad:

Ya, fijo. Pero entonces qué, ¿aparco mi nevera entera por productos de comercio justo? ¿Me tomo un kalimotxo sin Coca-Cola? ¿Que no me vista  Inditex? ¿Y el petróleo? Y… Mientras decido, pienso: “Voy a negociar intencionadamente conVodafone antes de que Vodafone me siga robando más a mi”. ¿Cómo? Así y asao.

¿Sálvese quien pueda?

PS. Por qué no me habré hecho con un tablet

2 comentarios

Archivado bajo Me hace reír

Five people? No problem.

Memorable oferta de un taxista búlgaro compuesta por su pregunta y su propia respuesta hacia un grupo de cinco jóvenes que caminaban por Sofia. Si aceptas a montar en su Dacia Logan y te para la autoridad, siempre hay tiempo de aflojar la panoja, porque si tú no ves nada, él tampoco verá nada. Eso se llama fair-play. Tuvimos la ocasión de conocer en persona al tío de Stoichkov* vestido de uniforme policial, quien nos detuvo en el arcén para pagar la multa por exceso de velocidad…

Hay quien afirma que Amsterdan es la Sin City europea, sin embargo mi balanza cae hacia Sofia tras haber visitado las dos. Mi razonamiento es fácil, si escucho palabras como corrupción, armas sin licencia o prostitución en la misma conversación, me viene a la cabeza Bulgaria antes que Holanda. ¿Pero no has nombrado las drogas? Pero sí  corrupción en el sentido en que eres lo que tienes y obtienes en función de ello y de tu voluntad. Unos mapamundis distintos:

http://media.transparency.org/imaps/cpi2009/

http://media.transparency.org/imaps/cpi2010/

Fijándonos en el estudio hay zonas en gris que no ofrecen información. Entre ellas, el Sahara Occidental y Corea del Norte. Y aunque no he estado, pero me suena que en El Aaiún y Pyongyang vive gente. Si alguien está interesado  en viajar al segundo destino a corto plazo, organizan itinerarios en su web. No imaginaba que tuvieran tantos contactos en el ‘exterior’: listado de su aerolínea.

Si os llaman los cómics, éste de Guy Delisle os va a gustar:

Todo legal.

*En realidad no era pero se parecía. He puesto a Wiggun para mantener su identidad.

4 comentarios

Archivado bajo Me hace reír